Superamos las 50.000 pólizas emitidas para el ramo automotor
11/11/2014
Promoción: seguros por accidentes a pasajeros y/o a personas transportadas
14/11/2014
Mostrar todo

Un sistema integral dinamizó toda la operatoria de Río Uruguay Seguros. El plan involucra una estructura de 270 empleados directos, 2.000 agentes activos y 100 mil horas de trabajo de un equipo integrado por 13 desarrolladores de la firma Tecso y siete decisores clave de la compañía.

Una aseguradora y una compañía que desarrolla sistemas hicieron un buen plan y lo cumplieron. Al cabo de cuatro años de trabajo conjunto, Tecso está terminando de implementar un sistema integral que dinamizó toda la operatoria de Río Uruguay Seguros, compañía compuesta por 17 agencias, 5 oficinas comerciales, 2 centros de atención, 270 empleados y una red de 1.000 productores de seguros. Una historia con final feliz.

Con diez años en el mercado, Tecso diseña, desarrolla e implementa sistemas de información de gran porte, está integrada por más de 150 desarrolladores y entre sus clientes se encuentran compañías como Interbanking, Banco Comafi, Banco Credicoop y Río Uruguay Seguros.
Es en esta última donde, hace cuatro años, comenzó el proceso de implementación del sistema de integración que ofrece Tecso, por el que hoy corren 220 mil pólizas de Automotores y a fin de año habrían superado las 250 mil. “No lo podríamos hacer sin este sistema: ni estar en las 220 ni aspirar a las 250″, dice Rodolfo Anselmino, Gerente de Administración y Finanzas de RUS.

Pero para comenzar por el principio, cabe enumerar la oferta de Tecso para el mercado asegurador: implementaciones web, soluciones de autogestión, migraciones de plataformas, disponibilización móvil, actualizaciones modulares y consultoría integral de los procesos y arquitecturas orientadas a servicios, además de mantenimiento y soporte, entre otras posibilidades.

Con esa especialización, Gustavo Barraguirre, director Comercial de Tecso, evalúa que “el mercado asegurador está terminando de darse cuenta, ya casi con fuerte convencimiento, que el mundo futuro está muy cruzado con la tecnología y se está dando una fuerte digitalización de todos los medios de comunicación entre todos los jugadores de la cadena, una integración que no puede ser realizada sin la intervención de herramientas tecnológicas que brinden consistencia, performance e integridad a aquellos datos que van y que vienen”.

Sin embargo, la realidad es que no todas las compañías cuentan con ese proceso evolutivo consolidado. Al momento de definir la coyuntura de adopción IT puertas adentro de las empresas, Barraguirre dice que están signadas por el “acumulamiento de capas geológicas de inversión”, que se traducen en una gran variedad de sistemas (algunos casi obsoletos) que interactúan y gracias a los cuales “más de la mitad del mercado no está en condiciones de contar con un sistema íntegro y consistente que cubra todo su negocio”.

Los principales módulos que Barraguirre evalúa necesarios para el sector asegurador son el contable, financiero, relacionamiento con la Superintendencia de Seguros, además de emisión, cobranzas y siniestros. Y estima que la implementación de cada uno de ellos puede demandar de unos seis meses.

Inclusive, el ejecutivo alerta acerca del período de consultoría que puede demandar alrededor de cuatro meses y que permite analizar, entre el cliente y el equipo de Tecso -integrado por siete profesionales-, la situación y las necesidades concretas de cada caso.
Sin embargo, una compañía que inicie su proceso de recambio de sistemas debe ponderar un período de dos años para poder emitir pólizas bajo un sistema integral; plazo que puede extenderse al sumar rubros, migraciones de datos históricos y otros procesos, tal como sucedió en Río Uruguay Seguros.

En la aseguradora, es un proyecto de cuatro años que comenzó en 2010 y que se estima que finalizará a comienzos de 2015, e involucra una estructura de 270 empleados directos, 2.000 agentes activos y la dedicación de 100 mil horas de trabajo especializado por parte de un equipo interdisciplinario integrado por 13 desarrolladores permanentes de Tecso y siete decisores clave del negocio por parte de Río Uruguay.

“Puede haber implementaciones más rápidas y con mayor cantidad de gente pero creo que sería sólo en un escenario de urgencia dado que el monto de inversión operativa es muy alto. Es difícil contar con una implementación más rápida teniendo a toda la empresa a tu disposición en términos de procesos”, explica el proveedor IT.

Sobre el monto de inversión, el ejecutivo habla de un desembolso de un millón de pesos por módulo. “Al cabo de dos años de implementación, el desembolso para una empresa de entre 200 y 500 empleados está entre los cinco y seis millones de pesos”.

El caso

Hace menos de un lustro, Río Uruguay Seguros se propuso repensar sus operaciones, sus procesos y se modernizó. En ese repensarse, la compañía optó por incorporar tecnología para agilizar toda la cadena de valor.
“La reorganización de la compañía tuvo como foco al cliente: el asegurado, el productor y nuestras agencias”, dice Anselmino sobre un proceso que incluyó la certificación ISO 9000 y una reformulación integral de los sistemas, oportunidad en la que optaron por Tecso.

Entre los objetivos el ejecutivo define la necesidad de agilizar la gestión, integrar la operación, y descentralizar la operación en las agencias y oficinas comerciales. “Ese esquema de descentralización fue uno de los grandes miedos que tuvimos que enfrentar. Fue el desafío principal”.
Entre las tareas abordadas, trabajaron en la gestión online de pólizas nuevas, renovaciones y endosos, además de la rápida configuración de productos e intereses asegurables para la emisión y para las cobranzas; la cobertura financiera on-line para asegurados y la administración de cuentas corrientes con productores de seguros; para los siniestros, capturas online, carpetas virtuales para la gestión e interfaz con proveedores de siniestros.

Como balance, Anselmino remarca: “Logramos estos objetivos de mayor agilidad en la gestión, operar desde cualquier punto con conexión a internet y lograr tener un sistema integral”.

Hoy, luego de ese proceso, todas las agencias y productores emiten on-line y sólo el 6 % de las nuevas pólizas y el 3 % de las renovaciones se emiten en Casa Central, mientras que el plazo de emisión se redujo de 6 días a 24/48 horas.

En materia de cobranzas, el ejecutivo explica que se genera de forma automática la obligación de pago de la cuota 0, se imprimen todos los recibos del plan de pago y se disminuyeron los desvíos de cobranza. En cuanto a siniestros, registraron la disminución de los tiempos de gestión del siniestro y de los gastos en papel.

Para agendar

Tecso trabaja en el desarrollo de un módulo de Auditoria, con las nuevas leyes de lavado, reaseguros, integraciones con plataformas de Business Intelligence, y en disponibilizar el sistema para plataformas de movilidad, a presentarse en noviembre próximo y en julio de 2015.

“Pensamos que, de acá a cinco años, las empresas más competitivas serán aquellas que mejor manejo hagan de sus canales de venta, de su operación, de su gestión de riesgos y siniestros, y creo que esta gestión tecnológica será un factor principal, un soporte y no un core”, dice Barraguirre. “Confío que lentamente el mercado irá hacia soluciones tecnológicas más complejas, más online, más automáticas, más interfaceables y más integrables con otros players porque la tendencia en otras partes del mundo y porque cualquier análisis de mejora posible sobre el funcionamiento de la cadena de operación actual involucra tecnología”.

Noelia Tellez Tejada
Publicado el 18/9/2014 en Revista Estrategas